Pautas para controlar y minimizar la inhalación de productos para uñas

mask1

Estas pautas describen los pasos que pueden seguir los profesionales dedicados al cuidado de las uñas para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo minimizando la exposición a la inhalación de sustancias potencialmente irritantes o dañinas. Es importante que los profesionales del salón utilicen técnicas que garanticen que los servicios de cuidado de las uñas que brindan se realicen de la forma más segura posible. Afortunadamente, si se siguen los pasos adecuados, es fácil brindar servicios profesionales de cuidado de las uñas en forma segura y evitar la inhalación excesiva de polvo o vapores. Minimizar la exposición a la inhalación es una manera importante de asegurar que los productos de salón para el cuidado de las uñas se manipulen en forma adecuada y segura.

¿Qué es la sobrexposición a la inhalación?

Prácticamente todas las sustancias de la Tierra presentan un nivel de exposición seguro y uno potencialmente inseguro. Exceder estos niveles seguros en forma reiterada o durante períodos prolongados puede provocar lesiones. Por ejemplo, inhalar niveles excesivos de ciertos vapores o polvos que se encuentran en los salones durante períodos prolongados puede provocar una sobrexposición a estas sustancias. En general, los vapores que se encuentran en el aire del salón están muy por debajo de los límites seguros establecidos por la Administración de la Seguridad y Salud Ocupacionales (Occupational Safety and Health Administration, OSHA). Incluso en este caso, la ventilación es una forma importante de mejorar el entorno del salón para los clientes y también puede crear un lugar de trabajo más agradable para los profesionales del salón. La ventilación adecuada puede ayudar a que las personas sensibles no presenten síntomas como ojos, nariz o garganta irritados, dolor de cabeza, dificultad para respirar, nerviosismo o somnolencia. La mejor manera de evitar la sobrexposición a la inhalación es controlando la cantidad de vapores y polvo en el aire del salón. Una de las mejores maneras de garantizar condiciones de trabajo seguras es usar estas pautas para mejorar la calidad del aire del salón.

Cómo mejorar la calidad del aire del salón

Algunos profesionales del salón creen erróneamente que los sistemas de ventilación se usan únicamente para controlar olores fuertes, cuando, de hecho, los olores no son el motivo por el que esta se utiliza. El simple hecho de que una sustancia tenga un olor extraño o desagradable no significa que sea riesgoso inhalarla. El olor de una sustancia no indica si es segura o dañina. Los calcetines sucios o las palomitas de maíz quemadas son buenos ejemplos. Ninguno tiene un olor agradable ni produce daños al inhalarlo. No ventile para controlar los olores; ventile para controlar los vapores y el polvo.

Evite el uso de ventiladores, que solo permiten la circulación de vapores y polvo en el salón, y no contribuyen a mejorar la calidad del aire. El tipo de ventilación de salón más efectivo captura los vapores y el polvo en su origen, y los elimina del aire del salón. Estos se llaman sistemas “de extracción local” y, cuando se los usa junto con una ventilación general ambiental, pueden proporcionar aire respirable de alta calidad para los trabajadores del salón. El sistema de extracción local protege la “zona de respiración”, una esfera invisible que se encuentra delante de la boca, de donde se extrae el aire que respiramos. Los sistemas de extracción local con ventilación al exterior proporcionan la mejor protección para los profesionales dedicados al cuidado de las uñas y no requieren filtros especiales que deban cambiarse frecuentemente. Las mesas ventiladas son ejemplos de sistemas de extracción local, pero deben tener ventilación al exterior ya que los filtros de estas mesas no contienen suficiente carbón vegetal activado para eliminar del aire los vapores de los productos. Según su diseño, los sistemas de extracción local también pueden instalarse en la pared o el cielo raso, preferentemente lo más cerca posible de la fuente de emisiones. Algunos usan mangueras flexibles que pueden colocarse cerca de la zona de respiración para aumentar su utilidad. Estos sistemas deben estar diseñados e instalados por profesionales para garantizar que sean efectivos.

Los sistemas generales de ventilación ambiental y de aire acondicionado se clasifican como sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (Heating, Ventilation and Air-Conditioning, HVAC). Los sistemas HVAC están diseñados para intercambiar el aire dentro del salón por aire fresco del exterior y, si bien estos sistemas son importantes, no pueden garantizar por sí mismos (sin un sistema de extracción local) aire respirable de alta calidad en el salón.

Recuerde que para que sean efectivos, todos los sistemas de ventilación deben mantenerse y limpiarse en forma adecuada y frecuente. En la guía telefónica, bajo “Calefacción, ventilación y aire acondicionado”, puede encontrarse un especialista local en HVAC que puede

asesorar a los salones en materia de instalación, reparación, limpieza y mantenimiento de los sistemas de ventilación del salón. Estos profesionales calificados pueden realizar un diagnóstico de los sistemas de ventilación y de la calidad del aire del salón, y proporcionar soluciones y asesoramiento útiles. Pueden garantizar que el sistema sea el adecuado para el salón y hacer que funcione a su capacidad máxima.

Los sistemas de ventilación que permiten el retorno de aire filtrado al salón no son tan efectivos como aquellos diseñados con ventilación al exterior, y su mantenimiento es más costoso. En el caso poco probable de que no esté disponible un acceso al exterior, estos sistemas pueden ser útiles si se los mantiene en forma adecuada. Estos tipos de sistemas dependen de gruesas capas de materiales absorbentes, por ejemplo, carbón vegetal activado, para eliminar vapores del aire del salón. Los sistemas de alta calidad usan capas absorbentes, preferentemente con un grosor de 4 pulgadas o más, para asegurar una mayor absorción. Con el tiempo, las capas absorbentes se saturan y dejan de ser efectivas. Por lo tanto, deben reemplazarse en forma frecuente, por ejemplo, dos veces por año. La mejor alternativa es usar un sistema de ventilación profesional de calidad y evitar limpiadores de aire diseñados para “uso doméstico”. Los limpiadores de aire de uso doméstico están diseñados para eliminar el polen, el humo del cigarrillo, etc., y no son efectivos para uso en el salón.

La mejor forma de eliminar el polvo del aire del salón es filtrándolo a través de un “filtro de alta eficiencia en el control de partículas suspendidas” (High Efficiency Particulate Air, HEPA) separado, diseñado para eliminar partículas tan pequeñas como la centésima parte del diámetro de un cabello humano. Sin embargo, los filtros HEPA no pueden filtrar vapores, solo partículas de polvo. Las moléculas de vapor son miles de veces más pequeñas que la partícula de polvo más diminuta. Un sistema de extracción local eficiente generalmente incluye un filtro HEPA adicional para controlar el polvo, pero incluso estos filtros de alta tecnología no son tan efectivos como usar una máscara antipolvo adecuada (ver más abajo).

Los sistemas de ventilación que dicen eliminar los “olores” pueden no ser efectivos, y algunos pueden, de hecho, crear condiciones peligrosas en la calidad del aire del salón. Los limpiadores de aire que producen diminutas cantidades de ozono pueden neutralizar algunos olores, pero no eliminan los vapores ni el polvo. El ozono es un peligroso contaminante del aire, incluso en concentraciones muy bajas. Debido a los riesgos para la salud que crean, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) ha advertido a todos los consumidores acerca del uso de limpiadores de aire que liberan ozono. Estos dispositivos en algunos casos dicen usar “oxígeno activado o energizado”, o “aire puro” o “aire triatómico”, lo cual sugiere erróneamente que el ozono es una forma de oxígeno sana o segura. Incluso los niveles sumamente bajos de ozono pueden causar síntomas como dolor de cabeza; irritación de ojos, nariz, senos nasales, garganta y pulmones; ojos llorosos; secreciones nasales; tos; opresión en el pecho; sabor metálico en la boca; respiración entrecortada y visión borrosa.

Cómo seleccionar y usar en forma adecuada las máscaras antipolvo

Ciertos servicios, como limar o dar forma a uñas postizas, pueden generar grandes cantidades de polvo. Al realizar servicios de cuidado de las uñas, pueden usarse máscaras antipolvo desechables para controlar y minimizar la inhalación de polvo. Las máscaras antipolvo evitan la aspiración de partículas de polvo, pero no pueden evitar la inhalación de vapores. Las máscaras antipolvo nunca deben usarse en lugar de una ventilación adecuada. Incluso en este caso, cuando se las usa en forma adecuada, la máscara correcta puede ser una forma importante de evitar la inhalación de cantidades excesivas de partículas de polvo y es especialmente útil si la persona tiene asma, alergias u otras condiciones respiratorias relacionadas preexistentes.

Las mejores máscaras desechables son las aprobadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales (National Institute for Occupational Safety and Health, NIOSH). Las máscaras con clasificación “N95” son las más efectivas para los trabajadores del salón. Las máscaras sin esta clasificación, como las máscaras quirúrgicas, no proporcionan protección suficiente y no deben usarse en el ámbito del salón. Las máscaras quirúrgicas pueden ayudar a evitar la propagación de gérmenes, pero no le protegerán del polvo. Para que sean efectivas, las máscaras antipolvo deben calzar bien, deben usarse en forma apropiada y se las debe desechar frecuentemente. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante al usar estas importantes herramientas.

Consejos útiles para recordar

  • Un sistema de extracción efectivo proporciona ventilación individual para cada mesa o estación de trabajo separada.
  • Los sistemas más efectivos y fáciles de mantener tendrán ventilación al exterior, preferentemente al techo y lejos de cualquier entrada de ventilación del salón y de las tiendas vecinas.
  • Los salones deben tener sus propios sistemas de ventilación y evitar compartir sus sistemas con las tiendas contiguas.
  • En los salones, la cantidad mínima recomendada de aire fresco por ocupante es de 25 pies cúbicos por minuto.
  • Use sistemas de calidad profesional y evite el uso de dispositivos diseñados para uso doméstico.
  • Nunca use ventiladores o ventanas abiertas en lugar de una ventilación adecuada.
  • El olor no indica si un vapor es seguro o potencialmente peligroso.
  • No ventile para controlar olores, ventile para controlar vapores y polvo.
  • Encienda todos los sistemas de ventilación general (HVAC) durante las horas de trabajo y use sistemas de extracción local al realizar los servicios.
  • Reemplace todos los filtros frecuentemente, de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Si no se reemplazan los filtros, estos sistemas pueden dejar de ser efectivos.
  • Evite usar dispositivos de limpieza de aire que generen ozono. Las personas sanas, así como aquellas con dificultades respiratorias, pueden experimentar problemas respiratorios al exponerse incluso a niveles relativamente bajos de ozono.
  • Deseche en un contenedor o una bolsa sellada todos los materiales contaminados por productos, por ejemplo, toallas de papel, gasa, algodón u otro material absorbente.
  • Use basureros con una tapa de cierre automático y coloque uno en cada mesa de trabajo.
  • Vacíe los basureros varias veces al día y cambie las bolsas de basura a diario.
  • Elimine los desechos de acuerdo con las instrucciones del fabricante o la Hoja de datos de seguridad del material (Material Safety Data Sheet, MSDS).
  • Ventile en forma adecuada el área de almacenamiento donde se guardan los productos profesionales.
  • Mantenga las ventilaciones de extracción superiores de las mesas de trabajo sin ninguna obstrucción, por ejemplo, toallas de tela.
  • Mantenga todos los contenedores de los productos bien cerrados cuando no los use.
  • Evite usar contenedores de gran tamaño cuando realiza los servicios. Más bien, mueva los productos de contenedores grandes a otros más pequeños, correctamente etiquetados. Realice esta tarea en un área bien ventilada.
  • Use un recipiente de cristal con una pequeña abertura y cúbralo cuando no lo use.
  • Use una máscara antipolvo N95 con un calce adecuado para evitar la inhalación de partículas de polvo.
  • No fume en el salón y coloque carteles de “No fumar” en el área de trabajo del mismo.
  • Lea y entienda la MSDS del producto antes de usarlo y sepa dónde puede encontrarla rápidamente.
  • Siempre lea, entienda y siga todas las indicaciones del fabricante y respete todas las etiquetas de precaución del producto.
  • Conserve la última copia de las normas y reglamentaciones de la junta de cosmetología del estado.

Para obtener más información útil e importante sobre cómo mejorar la calidad del aire del salón y elegir la mejor ventilación, consulte “Nail Structure and Product Chemistry”, Second Edition, Douglas Schoon, Thomson/Delmar Learning, ISBN 1-4018-6709-X

Notificación legal

Este documento tiene el objetivo de proporcionar a las personas interesadas ejemplos útiles de procedimientos para usar en el entorno del salón. Este documento no tiene el objetivo de reemplazar la capacitación integral ni ningún tipo de requisito. Tampoco tiene el objetivo de establecer normas ni estándares, ni definir o crear derechos ni obligaciones legales. Todas las personas que presten servicios de manicura o uñas postizas tienen la responsabilidad de determinar que los procedimientos que llevan a cabo cumplan con las leyes y reglamentaciones federales, estatales y locales vigentes que puedan ser aplicables.

Ni la Asociación Internacional de Técnicos de Uñas (International Nail Technicians Association, INTA), ni el Consejo de Fabricantes de Uñas (Nail Manufacturers Council, NMC), ni sus compañías integrantes individuales, como tampoco ninguno de sus empleados, subcontratistas, consultores u otros cesionarios otorgan ninguna garantía ni realizan declaración alguna, ya sea expresa o implícita, con respecto a la precisión o completitud de este documento. Asimismo, ninguna de dichas partes asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento

Anuncios

~ por nailsforyou en diciembre 18, 2008.

Una respuesta to “Pautas para controlar y minimizar la inhalación de productos para uñas”

  1. HOLA!!! ME PARECIO MUY INTERESANTE Y DE VALIOSO CONTENIDO EL ARTICULO DE PAUTAS PARA MINIMIZAR Y CONTROLAR LOS RIESGOS DE INHALACION DE PRODUCTOS PARA UÑAS. SINCERAMENTE MUY AGRACIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: