Pautas para controlar y minimizar la exposición de la piel a los productos para las uñas

•diciembre 18, 2008 • 2 comentarios
hands-spiritual-care

Pautas para controlar y minimizar la exposición de la piel a los productos para uñas

Estas pautas describen los pasos que pueden seguir los profesionales dedicados al cuidado de las uñas para minimizar la exposición a sustancias potencialmente irritantes y evitar reacciones alérgicas. Es importante que los profesionales de salón utilicen técnicas que garanticen que los servicios de cuidado de uñas que brindan se realicen de la forma más segura posible. Afortunadamente, si se siguen los pasos adecuados, es fácil brindar servicios profesionales de cuidado de uñas y mantener la piel sana al mismo tiempo. Minimizar la exposición de la piel es una manera importante de asegurar que los productos de salón para el cuidado de uñas se manipulen de forma adecuada y segura.

¿Qué es la sobreexposición a un producto?

Cuando la piel se enrojece o aparecen otros signos de irritación, puede ser a causa de la sobreexposición a ciertos ingredientes que se encuentran en algunos productos profesionales para el cuidado de uñas. A menudo, la sobreexposición se produce por el contacto prolongado (persistente) y/o reiterado de la piel con dichos ingredientes. Por lo general, los productos de salón para el cuidado de uñas se utilizan en cantidades pequeñas y, con frecuencia, están diseñados para ser aplicados únicamente en la lámina de la uña, lo que facilita evitar la sobreexposición de la piel. Además, las láminas de las uñas sanas tienen una gran concentración de keratina y, por ello, es poco probable que absorban este tipo de ingredientes, lo que facilita evitar la sobreexposición de la piel. Los profesionales responsables dedicados al cuidado de las uñas deben comprender y seguir las recomendaciones que contiene este folleto para evitar la sobreexposición de su piel y la de sus clientes.

Algunos ejemplos de productos cosméticos para las uñas que pueden ser potencialmente irritantes son los endurecedores de uñas, los adhesivos, los tratamientos para uñas, los esmaltes, los preparadores para uñas artificiales y cualquier clase de geles UV, productos para uñas artificiales líquidos/en polvo, polímeros y resinas de recubrimiento. Todos estos productos han sidodiseñados para ser aplicados exclusivamente sobre las uñas naturales. Se debe evitar que la piel entre en contacto con todos estos tipos de productos, dado que podrían irritar la piel. Todos ellos se pueden aplicar en forma segura a la lámina de la uña natural al prestar servicios profesionales, pero también pueden causar irritación o alergia cuando se exponen reiteradamente a la piel.

Reacciones alérgicas en la piel

La piel de algunas personas puede enrojecerse, inflamarse, resecarse, presentar comezón, agrietarse o formar pequeñas ampollas de agua como resultado de la sobreexposición a algunos tipos de ingredientes que contienen los productos de salón para el cuidado de las uñas. Estos ingredientes se clasifican como “alérgenos” potenciales, dado que pueden provocar reacciones alérgicas en personas con sensibilidad a ellos, e incluyen fragancias, conservantes y determinados ingredientes que se encuentran en los productos para el cuidado de uñas artificiales. Las reacciones alérgicas en la piel se producen cuando estos ingredientes (alérgenos) interactúan con el sistema inmunológico de la piel y provocan los síntomas mencionados. Generalmente, las reacciones alérgicas en la piel se producen por el contacto prolongado y reiterado con un alérgeno. Por ejemplo, los guantes de látex pueden causar alergias en la piel. El contacto prolongado y reiterado durante varios meses, o incluso años, puede hacer que las personas no afectadas previamente por el contacto con dichos productos presenten una comezón persistente en las manos y muñecas. En este caso, las proteínas naturales que se encuentran en el látex de caucho y actúan como alérgenos causan la sensibilización.

La protección de la piel es importante

Lavarse las manos es una de las mejores maneras de evitar la sobreexposición de la piel. Las manos se deben lavar antes y después de prestar cada servicio y después de manipular cualquier producto que no haya sido diseñado específicamente para ser aplicado en la piel. Lávese las manos correctamente, frotándolas durante al menos 20 segundos con un cepillo para fregar de cerdas blandas y jabón líquido suave, enjuáguelas con abundante agua tibia y después séquelas bien. Usar jabón agresivo, agua caliente y tener las manos húmedas en forma frecuente también puede provocar irritación. Lavarse las manos correctamente es una forma especialmente buena de prevenir la sobreexposición prolongada de la piel. Tener restos de polvo, limaduras, sustancias pegajosas u oleosas, etc. en la piel por períodos prolongados puede aumentar el riesgo de experimentar irritación o alergia en la piel. Una vez que los polvos u otros residuos de los productos hayan contaminado las manos, la muñecas o los brazos, estos deben limpiarse correctamente y secarse bien. Cuando un producto salpica o se derrama sobre la ropa, debe retirarse rápidamente, y se debe cambiar la ropa inmediatamente para evitar el contacto prolongado con la piel que está debajo. El uso de lociones puede restaurar los aceites protectores que se perdieron al lavarse las manos, especialmente si se utilizan limpiadores agresivos o que causan sequedad, o si las manos se lavan varias veces al día.

Usar los guantes adecuados es otra manera importante de proteger la piel.

Los guantes de nitrilo desechables son la mejor opción para los profesionales que trabajan en salones para el cuidado de las uñas. Los guantes de látex y vinilo son sumamente permeables a muchos ingredientes de los productos y se recomienda no usarlos. Algunas personas experimentan sensibilidad al látex y no pueden usar guantes fabricados con este material. Las personas alérgicas al almidón de maíz (alérgeno) deben evitar los guantes entalcados. Los guantes desechables son los más aptos para la mayoría de las tareas del salón y deben desecharse después de cada uso o si se dañan o contaminan. La Hoja de datos de seguridad del material (Material Safety Data Sheet, MSDS) del producto contiene información importante sobre el uso seguro y, generalmente, indica qué guante es mejor usar. Las MSDS se pueden obtener por medio de su distribuidor o del fabricante.

Otros métodos para reducir la exposición

Controlar y reducir la exposición a niveles seguros es la mejor manera de proteger la piel y mantenerla sana. Evite la exposición de las manos a los limpiadores agresivos, solventes y desinfectantes. Pueden dañar la piel eliminando los aceites naturales (degradación de la grasa), y esto puede provocar sequedad en la piel. La piel seca o irritada es más vulnerable a la penetración de ingredientes que normalmente no podrían atravesar la barrera natural de la superficie de la piel.

Mantener limpios los contenedores, las superficies de trabajo, la ropa, los instrumentos y los implementos es igual de importante. Un contenedor que pierde o cuyo exterior está contaminado con algún producto puede provocar exposición reiterada de la piel cada vez que se lo toca. Los brazos o las muñecas expuestos a los residuos o polvos de productos que se encuentran en superficies de trabajo o toallas contaminadas también son una causa probable de sobreexposición. Los mangos de los cepillos y de otros implementos se deben mantener limpios y sin residuos de productos.

No permita que ningún tipo de producto para el cuidado de uñas artificiales entre en contacto con la piel. El contacto puede provocar irritación o reacciones alérgicas en la piel de los clientes, que podrían empeorar cada vez que se produce una nueva exposición directa de la piel. Este tipo de reacciones en la piel se produce generalmente en los dedos, especialmente en la zona de la cutícula, así como en las muñecas o los brazos, ya que estas zonas generalmente están sobreexpuestas a causa de la aplicación incorrecta de los productos para el cuidado de uñas artificiales.

Consejos útiles para recordar

  • Lávese las manos con abundante agua antes y después de realizar cada servicio, antes de comer, después de manipular productos o si se produce la exposición accidental de la piel.
  • Use guantes de nitrilo desechables o el tipo de guantes recomendado en la MSDS del producto.
  • Reemplace los guantes de inmediato si hay signos de cortes, roturas, agujeros o contaminación.
  • La ropa adecuada puede ayudar a evitar que la piel quede sobreexpuesta a los productos mientras presta servicios profesionales. Por ejemplo, use blusas o batas ceñidas de mangas largas para proteger brazos/muñecas y pantalones o faldas hasta la rodilla para proteger el regazo.
  • Mantenga los contenedores bien cerrados cuando no los use para evitar derrames o

pérdidas de producto accidentales.

  • Mantenga los productos en contenedores pequeños en la mesa de trabajo para reducir el riesgo de derrames y para minimizar la exposición de la piel.
  • Cuando traspase productos a contenedores más pequeños, use el equipo de seguridad que recomienda la MSDS del producto, por ej., protección ocular, guantes, etc.
  • Use siempre un embudo o gotero para evitar derrames y el contacto accidental con la piel cuando traspase productos de sus contenedores originales.
  • Evite que la piel entre en contacto con desinfectantes y nunca los vierta en el agua en la que se encuentran los pies o las manos de los clientes.
  • Si hay signos visibles de sensibilidad o reacción alérgica a un producto, suspenda su uso inmediatamente. Si los síntomas persisten, consulte a un médico.
  • Siga las instrucciones y respete las advertencias y precauciones del fabricante del producto con precisión.
  • Lea y comprenda la MSDS de cada producto que usa cuando presta sus servicios.

Notificación legal

Este documento tiene el objetivo de proporcionar a las personas interesadas ejemplos útiles de procedimientos para utilizar en el entorno del salón. Este documento no tiene el objetivo de reemplazar la capacitación integral ni ningún tipo de requisito. Tampoco tiene el objetivo de establecer normas ni estándares, ni definir o crear derechos ni obligaciones legales.

Todas las personas que presten servicios de manicura o uñas postizas tienen la responsabilidad de determinar que los procedimientos que llevan a cabo cumplan con las leyes y reglamentaciones federales, estatales y locales vigentes que puedan ser aplicables.

Ni la INTA, ni el NMC, ni sus compañías integrantes individuales, como tampoco ninguno de sus empleados, subcontratistas, consultores u otros cesionarios otorgan ninguna garantía ni realizan declaración alguna, ya sea expresa o implícita, con respecto a la precisión o completitud de este documento. Asimismo, ninguna de dichas partes asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento.

 

Anuncios

Pautas para controlar y minimizar la inhalación de productos para uñas

•diciembre 18, 2008 • 1 comentario

mask1

Estas pautas describen los pasos que pueden seguir los profesionales dedicados al cuidado de las uñas para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo minimizando la exposición a la inhalación de sustancias potencialmente irritantes o dañinas. Es importante que los profesionales del salón utilicen técnicas que garanticen que los servicios de cuidado de las uñas que brindan se realicen de la forma más segura posible. Afortunadamente, si se siguen los pasos adecuados, es fácil brindar servicios profesionales de cuidado de las uñas en forma segura y evitar la inhalación excesiva de polvo o vapores. Minimizar la exposición a la inhalación es una manera importante de asegurar que los productos de salón para el cuidado de las uñas se manipulen en forma adecuada y segura.

¿Qué es la sobrexposición a la inhalación?

Prácticamente todas las sustancias de la Tierra presentan un nivel de exposición seguro y uno potencialmente inseguro. Exceder estos niveles seguros en forma reiterada o durante períodos prolongados puede provocar lesiones. Por ejemplo, inhalar niveles excesivos de ciertos vapores o polvos que se encuentran en los salones durante períodos prolongados puede provocar una sobrexposición a estas sustancias. En general, los vapores que se encuentran en el aire del salón están muy por debajo de los límites seguros establecidos por la Administración de la Seguridad y Salud Ocupacionales (Occupational Safety and Health Administration, OSHA). Incluso en este caso, la ventilación es una forma importante de mejorar el entorno del salón para los clientes y también puede crear un lugar de trabajo más agradable para los profesionales del salón. La ventilación adecuada puede ayudar a que las personas sensibles no presenten síntomas como ojos, nariz o garganta irritados, dolor de cabeza, dificultad para respirar, nerviosismo o somnolencia. La mejor manera de evitar la sobrexposición a la inhalación es controlando la cantidad de vapores y polvo en el aire del salón. Una de las mejores maneras de garantizar condiciones de trabajo seguras es usar estas pautas para mejorar la calidad del aire del salón.

Cómo mejorar la calidad del aire del salón

Algunos profesionales del salón creen erróneamente que los sistemas de ventilación se usan únicamente para controlar olores fuertes, cuando, de hecho, los olores no son el motivo por el que esta se utiliza. El simple hecho de que una sustancia tenga un olor extraño o desagradable no significa que sea riesgoso inhalarla. El olor de una sustancia no indica si es segura o dañina. Los calcetines sucios o las palomitas de maíz quemadas son buenos ejemplos. Ninguno tiene un olor agradable ni produce daños al inhalarlo. No ventile para controlar los olores; ventile para controlar los vapores y el polvo.

Evite el uso de ventiladores, que solo permiten la circulación de vapores y polvo en el salón, y no contribuyen a mejorar la calidad del aire. El tipo de ventilación de salón más efectivo captura los vapores y el polvo en su origen, y los elimina del aire del salón. Estos se llaman sistemas “de extracción local” y, cuando se los usa junto con una ventilación general ambiental, pueden proporcionar aire respirable de alta calidad para los trabajadores del salón. El sistema de extracción local protege la “zona de respiración”, una esfera invisible que se encuentra delante de la boca, de donde se extrae el aire que respiramos. Los sistemas de extracción local con ventilación al exterior proporcionan la mejor protección para los profesionales dedicados al cuidado de las uñas y no requieren filtros especiales que deban cambiarse frecuentemente. Las mesas ventiladas son ejemplos de sistemas de extracción local, pero deben tener ventilación al exterior ya que los filtros de estas mesas no contienen suficiente carbón vegetal activado para eliminar del aire los vapores de los productos. Según su diseño, los sistemas de extracción local también pueden instalarse en la pared o el cielo raso, preferentemente lo más cerca posible de la fuente de emisiones. Algunos usan mangueras flexibles que pueden colocarse cerca de la zona de respiración para aumentar su utilidad. Estos sistemas deben estar diseñados e instalados por profesionales para garantizar que sean efectivos.

Los sistemas generales de ventilación ambiental y de aire acondicionado se clasifican como sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (Heating, Ventilation and Air-Conditioning, HVAC). Los sistemas HVAC están diseñados para intercambiar el aire dentro del salón por aire fresco del exterior y, si bien estos sistemas son importantes, no pueden garantizar por sí mismos (sin un sistema de extracción local) aire respirable de alta calidad en el salón.

Recuerde que para que sean efectivos, todos los sistemas de ventilación deben mantenerse y limpiarse en forma adecuada y frecuente. En la guía telefónica, bajo “Calefacción, ventilación y aire acondicionado”, puede encontrarse un especialista local en HVAC que puede

asesorar a los salones en materia de instalación, reparación, limpieza y mantenimiento de los sistemas de ventilación del salón. Estos profesionales calificados pueden realizar un diagnóstico de los sistemas de ventilación y de la calidad del aire del salón, y proporcionar soluciones y asesoramiento útiles. Pueden garantizar que el sistema sea el adecuado para el salón y hacer que funcione a su capacidad máxima.

Los sistemas de ventilación que permiten el retorno de aire filtrado al salón no son tan efectivos como aquellos diseñados con ventilación al exterior, y su mantenimiento es más costoso. En el caso poco probable de que no esté disponible un acceso al exterior, estos sistemas pueden ser útiles si se los mantiene en forma adecuada. Estos tipos de sistemas dependen de gruesas capas de materiales absorbentes, por ejemplo, carbón vegetal activado, para eliminar vapores del aire del salón. Los sistemas de alta calidad usan capas absorbentes, preferentemente con un grosor de 4 pulgadas o más, para asegurar una mayor absorción. Con el tiempo, las capas absorbentes se saturan y dejan de ser efectivas. Por lo tanto, deben reemplazarse en forma frecuente, por ejemplo, dos veces por año. La mejor alternativa es usar un sistema de ventilación profesional de calidad y evitar limpiadores de aire diseñados para “uso doméstico”. Los limpiadores de aire de uso doméstico están diseñados para eliminar el polen, el humo del cigarrillo, etc., y no son efectivos para uso en el salón.

La mejor forma de eliminar el polvo del aire del salón es filtrándolo a través de un “filtro de alta eficiencia en el control de partículas suspendidas” (High Efficiency Particulate Air, HEPA) separado, diseñado para eliminar partículas tan pequeñas como la centésima parte del diámetro de un cabello humano. Sin embargo, los filtros HEPA no pueden filtrar vapores, solo partículas de polvo. Las moléculas de vapor son miles de veces más pequeñas que la partícula de polvo más diminuta. Un sistema de extracción local eficiente generalmente incluye un filtro HEPA adicional para controlar el polvo, pero incluso estos filtros de alta tecnología no son tan efectivos como usar una máscara antipolvo adecuada (ver más abajo).

Los sistemas de ventilación que dicen eliminar los “olores” pueden no ser efectivos, y algunos pueden, de hecho, crear condiciones peligrosas en la calidad del aire del salón. Los limpiadores de aire que producen diminutas cantidades de ozono pueden neutralizar algunos olores, pero no eliminan los vapores ni el polvo. El ozono es un peligroso contaminante del aire, incluso en concentraciones muy bajas. Debido a los riesgos para la salud que crean, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) ha advertido a todos los consumidores acerca del uso de limpiadores de aire que liberan ozono. Estos dispositivos en algunos casos dicen usar “oxígeno activado o energizado”, o “aire puro” o “aire triatómico”, lo cual sugiere erróneamente que el ozono es una forma de oxígeno sana o segura. Incluso los niveles sumamente bajos de ozono pueden causar síntomas como dolor de cabeza; irritación de ojos, nariz, senos nasales, garganta y pulmones; ojos llorosos; secreciones nasales; tos; opresión en el pecho; sabor metálico en la boca; respiración entrecortada y visión borrosa.

Cómo seleccionar y usar en forma adecuada las máscaras antipolvo

Ciertos servicios, como limar o dar forma a uñas postizas, pueden generar grandes cantidades de polvo. Al realizar servicios de cuidado de las uñas, pueden usarse máscaras antipolvo desechables para controlar y minimizar la inhalación de polvo. Las máscaras antipolvo evitan la aspiración de partículas de polvo, pero no pueden evitar la inhalación de vapores. Las máscaras antipolvo nunca deben usarse en lugar de una ventilación adecuada. Incluso en este caso, cuando se las usa en forma adecuada, la máscara correcta puede ser una forma importante de evitar la inhalación de cantidades excesivas de partículas de polvo y es especialmente útil si la persona tiene asma, alergias u otras condiciones respiratorias relacionadas preexistentes.

Las mejores máscaras desechables son las aprobadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales (National Institute for Occupational Safety and Health, NIOSH). Las máscaras con clasificación “N95” son las más efectivas para los trabajadores del salón. Las máscaras sin esta clasificación, como las máscaras quirúrgicas, no proporcionan protección suficiente y no deben usarse en el ámbito del salón. Las máscaras quirúrgicas pueden ayudar a evitar la propagación de gérmenes, pero no le protegerán del polvo. Para que sean efectivas, las máscaras antipolvo deben calzar bien, deben usarse en forma apropiada y se las debe desechar frecuentemente. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante al usar estas importantes herramientas.

Consejos útiles para recordar

  • Un sistema de extracción efectivo proporciona ventilación individual para cada mesa o estación de trabajo separada.
  • Los sistemas más efectivos y fáciles de mantener tendrán ventilación al exterior, preferentemente al techo y lejos de cualquier entrada de ventilación del salón y de las tiendas vecinas.
  • Los salones deben tener sus propios sistemas de ventilación y evitar compartir sus sistemas con las tiendas contiguas.
  • En los salones, la cantidad mínima recomendada de aire fresco por ocupante es de 25 pies cúbicos por minuto.
  • Use sistemas de calidad profesional y evite el uso de dispositivos diseñados para uso doméstico.
  • Nunca use ventiladores o ventanas abiertas en lugar de una ventilación adecuada.
  • El olor no indica si un vapor es seguro o potencialmente peligroso.
  • No ventile para controlar olores, ventile para controlar vapores y polvo.
  • Encienda todos los sistemas de ventilación general (HVAC) durante las horas de trabajo y use sistemas de extracción local al realizar los servicios.
  • Reemplace todos los filtros frecuentemente, de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Si no se reemplazan los filtros, estos sistemas pueden dejar de ser efectivos.
  • Evite usar dispositivos de limpieza de aire que generen ozono. Las personas sanas, así como aquellas con dificultades respiratorias, pueden experimentar problemas respiratorios al exponerse incluso a niveles relativamente bajos de ozono.
  • Deseche en un contenedor o una bolsa sellada todos los materiales contaminados por productos, por ejemplo, toallas de papel, gasa, algodón u otro material absorbente.
  • Use basureros con una tapa de cierre automático y coloque uno en cada mesa de trabajo.
  • Vacíe los basureros varias veces al día y cambie las bolsas de basura a diario.
  • Elimine los desechos de acuerdo con las instrucciones del fabricante o la Hoja de datos de seguridad del material (Material Safety Data Sheet, MSDS).
  • Ventile en forma adecuada el área de almacenamiento donde se guardan los productos profesionales.
  • Mantenga las ventilaciones de extracción superiores de las mesas de trabajo sin ninguna obstrucción, por ejemplo, toallas de tela.
  • Mantenga todos los contenedores de los productos bien cerrados cuando no los use.
  • Evite usar contenedores de gran tamaño cuando realiza los servicios. Más bien, mueva los productos de contenedores grandes a otros más pequeños, correctamente etiquetados. Realice esta tarea en un área bien ventilada.
  • Use un recipiente de cristal con una pequeña abertura y cúbralo cuando no lo use.
  • Use una máscara antipolvo N95 con un calce adecuado para evitar la inhalación de partículas de polvo.
  • No fume en el salón y coloque carteles de “No fumar” en el área de trabajo del mismo.
  • Lea y entienda la MSDS del producto antes de usarlo y sepa dónde puede encontrarla rápidamente.
  • Siempre lea, entienda y siga todas las indicaciones del fabricante y respete todas las etiquetas de precaución del producto.
  • Conserve la última copia de las normas y reglamentaciones de la junta de cosmetología del estado.

Para obtener más información útil e importante sobre cómo mejorar la calidad del aire del salón y elegir la mejor ventilación, consulte “Nail Structure and Product Chemistry”, Second Edition, Douglas Schoon, Thomson/Delmar Learning, ISBN 1-4018-6709-X

Notificación legal

Este documento tiene el objetivo de proporcionar a las personas interesadas ejemplos útiles de procedimientos para usar en el entorno del salón. Este documento no tiene el objetivo de reemplazar la capacitación integral ni ningún tipo de requisito. Tampoco tiene el objetivo de establecer normas ni estándares, ni definir o crear derechos ni obligaciones legales. Todas las personas que presten servicios de manicura o uñas postizas tienen la responsabilidad de determinar que los procedimientos que llevan a cabo cumplan con las leyes y reglamentaciones federales, estatales y locales vigentes que puedan ser aplicables.

Ni la Asociación Internacional de Técnicos de Uñas (International Nail Technicians Association, INTA), ni el Consejo de Fabricantes de Uñas (Nail Manufacturers Council, NMC), ni sus compañías integrantes individuales, como tampoco ninguno de sus empleados, subcontratistas, consultores u otros cesionarios otorgan ninguna garantía ni realizan declaración alguna, ya sea expresa o implícita, con respecto a la precisión o completitud de este documento. Asimismo, ninguna de dichas partes asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento

Historia del Monómero Metilmetácrilato

•diciembre 18, 2008 • 4 comentarios
nail-liquid1
Periódicamente, el Consejo de Fabricantes de Uñas Postizas (Nail Manufacturers Council, NMC) publica actualizaciones educativas para los profesionales especialistas en el esculpido de uñas, a fin de mantenerlos informados respecto de las tendencias actuales. Esta actualización específica se centra en las cuestiones relacionadas con el uso de productos para esculpir las uñas postizas a base de monómero de metilmetacrilato (MMA).Monómeros líquidos de metilmetacrilato

En los comienzos de la industria profesional del esculpido de uñas, los productos para esculpir uñas dependían en gran medida del monómero de metilmetacrilato (MMA) como su ingrediente principal. A menudo, se hacía referencia a estos productos como “acrílicos dentales” o “uñas de porcelana”. A mediados de 1970, la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) había recibido tantas quejas respecto del uso del MMA que se vio forzada a tomar medidas contra varios fabricantes de estos productos.

Las principales quejas abarcaban desde alergias de la piel, pérdida de la sensibilidad en las yemas de los dedos hasta la pérdida permanente del cuerpo de la uña, habitualmente como resultado de exponer de forma reiterada el tejido blando del cliente al monómero líquido. Dado que los productos que contienen MMA muestran escasa adherencia al cuerpo natural de la uña1, los técnicos especializados en el esculpido de uñas se veían obligados a “maltratar la superficie de la uña” enérgicamente con limas abrasivas de grano grueso y una exagerada presión, a fin de garantizar una adherencia aceptable. Esta práctica irresponsable afina, debilita y daña el cuerpo natural de la uña.

La FDA advirtió a los fabricantes que el uso del monómero líquido de MMA en los productos para esculpir las uñas postizas era “inadecuado” y, hasta el presente, sigue amenazando con tomar medidas de índole legal. En la actualidad, treinta estados de EE. UU. y Canadá han prohibido el uso del monómero de MMA en los productos para esculpir uñas. Se solicitó al grupo de expertos de Evaluación de Ingredientes Cosméticos (Cosmetic Ingredient Review, CIR) evaluar al MMA para determinar su seguridad, pero no lo hizo porque el monómero estaba prohibido por la FDA y no se enumera ni clasifica en la categoría de ingrediente cosmético.

El monómero de MMA se utiliza ampliamente en todo el mundo en muchas aplicaciones, desde prótesis dentales a lentes de contacto hasta cementos óseos. Por lo tanto, es bien conocido el efecto de la exposición para los seres humanos. No se considera al MMA como un agente cancerígeno ni se cree que provoca daños en los fetos nonatos. Estos son mitos y no los motivos reales para evitar el uso del MMA. ¿Cuáles son los motivos? Además de la posición declarada de la FDA para evitar el uso del monómero de MMA en los productos para uñas postizas:

1. Los productos para uñas con MMA no tienen una buena adherencia al cuerpo de la uña. Para lograr su adherencia, los técnicos especialistas en el esculpido de uñas deben raspar la superficie del cuerpo de la uña con una lima abrasiva de grano grueso, lo que provoca su afinamiento y debilitamiento. Este no es el caso con los productos tradicionales, diseñados para adherirse al cuerpo natural de la uña.

2. El MMA logra los esculpidos de uñas más resistentes y rígidos, lo que hace que estas sean muy difíciles de romper. Cuando las uñas se atascan o se traban, su cuerpo natural, demasiado limado y afinado, suele romperse antes del esculpido con MMA, lo que provoca graves daños en la uña y, posiblemente, una posterior infección bacteriana.

3. Una vez adherido al cuerpo de la uña, el MMA es extremadamente difícil de quitar. Dado que no se disuelve en productos removedores, habitualmente se lo arranca del cuerpo de la uña, lo que genera aun más daños a dicho cuerpo que está excesivamente afinado.

4. Los profesionales especialistas en el esculpido de uñas, que emplean estos productos económicos del mercado gris, suelen ignorar los procedimientos adecuados para la preparación correcta del cuerpo de la uña, la aplicación controlada del producto, el mantenimiento apropiado y la extracción segura. Suelen emplear prácticas inseguras, trabajar en condiciones antihigiénicas y en general no reciben educación continua en su profesión.

Las reacciones adversas graves en la piel y las deformaciones permanentes en las uñas son sólo parte del riesgo que se corre al utilizar MMA. Existe la posibilidad de los técnicos especialistas en el esculpido de uñas sean considerados legalmente responsables si intencionadamente utilizan productos que contienen el monómero líquido de MMA. En muchos estados, pueden perder sus licencias profesionales, quedar sujetos a penas y multas de índole penal, o bien, ser demandados por los clientes que sufrieron lesiones.

Polvos de polímero de metilmetacrilato.

Los técnicos especialistas en el esculpido de uñas, que conocen los peligros del monómero de MMA, suelen confundirse porque muchos polvos acrílicos contienen “metilmetacrilato”. La presentación sólida del MMA se denomina PMMA (polimetilmetacrilato) y tiene una estructura química completamente diferente, así como propiedades totalmente distintas. No es muy difícil de quitar, no produce una uña demasiado dura ni rígida y no requiere que se maltrate el cuerpo de la misma. El PMMA se usa también en forma segura para elaborar productos comunes como PlexiglasTM y LuciteTM.

Monómero líquido de etilmetacrilato

Los fabricantes responsables formulan sus monómeros líquidos de etilmetacrilato (EMA). La industria de las uñas ha tenido considerable experiencia con el EMA y, en dos oportunidades, el grupo CIR lo ha declarado “seguro como lo usan” los profesionales especializados en el esculpido de uñas que están capacitados. Su única preocupación expresa fue que se debe enseñar a los profesionales a evitar la exposición de la piel, la principal causa de reacciones adversas. En su evaluación de seguridad, el grupo CIR citó tres estudios realizados a consumidores relativos a las reacciones adversas a los productos finales. Estos resultados son:

∙ 2.9 reacciones adversas por cada 1,000,000 de unidades vendidas (Ventas minoristas/RNA)
∙ 2.07 reacciones adversas por cada 1,000,000 de unidades vendidas                                (Datos de la FDA)
∙ 3.2 reacciones adversas por cada 1,000,000 de unidades vendidas (Ventas profesionales/NMC)

El primer valor fue presentado al grupo CIR por la Asociación Minorista de Uñas (Retail Nail Association, RNA); el segundo valor proviene de la base de datos de la FDA y, el tercero, fue recopilado por el NMC en función de la información provista por los fabricantes. De acuerdo con las normas cosméticas, cada valor es bajo, pero el grupo CIR advirtió que era posible minimizarlos aún más a través de la educación en relación con el uso correcto del producto.

¿Cómo puedo saber?

Dado que el MMA es una sustancia prohibida, es poco probable que figure en la etiqueta de ingredientes. No obstante, a menudo no es difícil saber si un producto contiene MMA. A continuación se enumeran tres cosas sencillas a tener en cuenta:

1. Un aroma extraordinariamente fuerte o extraño que no se parece al de otros líquidos acrílicos.

2. Uñas esculpidas extremadamente duras y difíciles de limar.

3. Uñas esculpidas acrílicas que necesitan estar en remojo más de una hora en solventes diseñados para quitar uñas postizas en 30 minutos o menos.

Los precios con descuento también pueden ser un factor indicador del uso de MMA, ya que esta sustancia tiene un costo varias veces menor que el EMA.

La recomendación del NMC

El Consejo de Fabricantes de Uñas Postizas (Nail Manufacturers Council, NMC) está de acuerdo con la FDA en que es inseguro y poco aconsejable usar productos líquidos que contengan MMA para esculpir uñas. Cualquier persona que fabrique, venda o distribuya estas sustancias potencialmente peligrosas está infringiendo la ley, poniendo en peligro la salud y seguridad de sus clientes, y poniendo en riesgo a toda la profesión del esculpido de uñas, porque es probable que la industria pierda para siempre a los clientes con lesiones causadas por el MMA. Por todos los motivos enumerados en la presente actualización, el NMC recomienda a los profesionales especialistas en el esculpido de uñas en todas partes evitar el uso de monómeros para el esculpido de uñas postizas que contengan MMA.

Fuente: PBA Nail Manufacturers Council

NOTA DE NAILS FOR YOU:

El Monómero de la marca Organic esta fabricado a base de monómero etilmetacrilato “EMA”, por lo que las condiciones de riesgo para la salud de los clientes y aplicadores son muy bajos, de acuerdo a los resultados antes descritos.

Sin embargo, la exposicion prolongada a este producto puede causar ciertos sintomas como jaqueca, alergia en garganta, nariz y piel. Por tal motivo se le suiere tomar las pautas de prevencion incluidas en el siguiente articulo.

Compra en línea desde la comodidad de tu casa en Nails for you

A que debo prestar atención en un salón de uñas…

•diciembre 18, 2008 • 1 comentario
services2
 
Observe si en un salón de belleza se comete alguna de las siguientes infracciones. Si observa alguna de las siguientes violaciones a los criterios de higiene estipulados por INTA/NMC, le recomendamos abandonar el salón de belleza y buscar otro lugar para el servicio, o bien, insistir para que se cumplan estos procedimientos.

• El salón de belleza no luce limpio en general, con cabellos o recortes de uñas, polvillo o desechos en el piso, cajones, mesas u otros muebles.

• En el salón de belleza se usan limas, pulidores y otras herramientas para las uñas que se encuentran llenas de polvillo o sucias.

• En el salón de belleza se usan productos de envases sin etiqueta ni marca.

• Se guardan las limas y otras herramientas para las uñas en un cajón o contenedor sucio.

• Se guardan las limas u otras herramientas para las uñas en una solución sucia o que parece estar contaminada. Nota: algunas soluciones no son transparentes, pero eso no necesariamente implica que están “sucias”. Si no está seguro, pregunte.

• No se cubren ni se tapan los contenedores para desinfección.

• Los baños están sucios o descuidados, no hay jabón líquido ni toallas limpias.

• Los técnicos especialistas en el esculpido de uñas usan navajas en los pies de los clientes para retirar callosidades o piel muerta.

• En el salón de belleza se brinda atención a clientes que tienen los dedos, las uñas de las manos, las uñas de los dedos de los pies o los pies infectados.

No debe confiar en técnicos especialistas en el esculpido de uñas o en proveedores de servicios del salón de belleza que:

• No le solicitan que se lave las manos o los pies antes de brindarle un servicio de esculpido de uñas o pedicuría.

• No se lavan sus propias manos antes de realizar un servicio de esculpido de uñas o pedicuría.

• Le brindan servicios que resultan dolorosos o dañan su piel o sus uñas.

• No pueden explicar cómo limpian y desinfectan las limas, los alicates, las brocas y las herramientas para las uñas cuando se les pregunta.

• No pueden explicar cómo limpian y desinfectan los baños para pies cuando se les pregunta.

• No poseen un registro que indique cuándo se limpiaron y desinfectaron los baños para pies.

• Utilizan un implemento u otro objeto para retirar por la fuerza o “arrancar” las uñas postizas.

• No ofrecen a los clientes un cepillo de uñas limpio y desinfectado para refregar debajo de las uñas.

• No usan una toalla limpia, recién lavada o desechable.

• No le muestran una licencia vigente cuando usted solicita verla.

• Dicen estar demasiado ocupados para limpiar y desinfectar adecuadamente las herramientas.

• Introducen sus dedos directamente en recipientes o contenedores.

• No consultan sus inquietudes, no formulan preguntas ni brindan asesoramiento antes de llevar a cabo los servicios.